00%
 

Wolfgang Tillmans

Nacido en 1968 en Remscheid (Alemania), vive y trabaja entre Londres (Reino Unido) y Berlín (Alemania).
Volver

Wolfgang Tillmans ha trabajado varios géneros fotográficos —documental, retrato, paisaje y abstracto— para registrar el mundo afectivo o la expresividad inherente a las relaciones humanas. Faltenwurf-(Red) [Drapeado-(Rojo)] es parte de una serie titulada con un término alemán que denota el modo en el que se pliegan, acomodan y caen los textiles, específicamente los utilizados para hacer cortinas, es decir, el drapeado. En esa serie de imágenes documentales, cuyo ejemplo más temprano data de 1989, Tillmans retrata vestimentas o telas arrugadas que muestran el rastro dejado por quien las utilizó. A pesar de que el sujeto no aparece retratado, el objeto da cuenta del uso, de la huella dejada por quien estuvo ahí.

Para Tillmans, cuya adolescencia transcurrió en los años ochenta, la elección de vestimenta o la utilización de disfraces y maquillaje constituían posicionamientos de identidad y comunidad que tenían como fondo la lucha por los derechos de los homosexuales. Por ello, lo expresado con la ropa y la conexión que esa expresión establece entre las vidas privadas y públicas de las personas son elementos recurrentes y significativos en su obra, como queda patente en Adam, Vest and Cat [Adam, chaqueta y gato] o Julia, Hamburg [Julia, Hamburgo], esta última tomada para la revista i-D. Con esta fotografía, Tillmans rompe con la tradición de la fotografía de moda de utilizar escenarios exóticos o relacionados con el lujo, retratando, en lugar de modelos, a sus amigos con su propia ropa y en su entorno personal.

Tillmans considera los retratos un proceso de colaboración entre el fotógrafo y el retratado o, como el propio artista los llama, su cómplice. Entre sus cómplices podemos encontrar a gente del mundo de la música como Moby o Michael Stipe, o del cine como el director John Waters o la actriz Chloë Sevigny, retratada en Chloë.

En Stilleben Prinzessinnenstrasse [Bodegón de Prinzessinnenstrasse], el fotógrafo realiza una naturaleza muerta a partir del paisaje que se observa desde una ventana sobre la Prinzessinnenstrasse, en el distrito de Friedrichshain-Kreuzberg, en Berlín. La imagen funciona como contrapunto temático a Windowbox-37/36 [Jardinera-37/36], el retrato de la jardinera que Tillmans encontró en el alféizar de su ventana cuando se mudó a un apartamento en el centro de Londres. Durante tres años el artista fotografió ese jardín en miniatura, que se presenta como un pequeño mundo encapsulado. [B. C.]

Obras