00%
 

Johanna Calle

Nacida en 1965 en Bogotá (Colombia), donde vive y trabaja.
Volver

El trabajo de Johanna Calle se identifica con la práctica del dibujo expandido en Latinoamérica. En ese sentido, la artista ha destacado por explorar los límites de lo que se considera dibujo a través de la incorporación de diferentes técnicas y materiales que amplían esta noción. Sermón se compone de una serie de manuscritos antiguos enrollados finamente y atados con un delgado alambre de cobre. Cada rollo está ligado a otro y en conjunto generan una pequeña escultura. Esta obra pertenece a una serie de exploraciones de manuscritos antiguos, por lo general de temas litúrgicos, sermones o textos científicos. El interés de la artista en ellos reside en el gesto caligráfico de los escribanos.

En la antigüedad, el arte de la caligrafía fue cultivado principalmente por hombres con acceso al conocimiento «oficial». El otro tipo de conocimiento, el de las mujeres, muy pocas veces llegó al texto escrito, tema central de esta investigación.

Para la artista el dibujo es igual al lenguaje, utiliza las líneas para dar un enfoque físico al lenguaje, creando obras que sitúan al dibujo en otras fronteras. La tinta, el lápiz, el hilo, los cables de cobre, la costura y el texto son herramientas con las que genera una estrategia de denuncia, a menudo sobre problemas vinculados a la vida cotidiana en Colombia, incluyendo roles de género, historias perdidas, violencia o injusticia social, entre otros temas. El proceso de trabajo de Johanna Calle parte de una ardua labor de investigación que traduce a dibujos y posteriormente inicia un proceso constructivo con diferentes soportes que den cuenta de sus significados, para concluir con lo que se puede interpretar como una poética del dibujo, con la que transmite tanto la importancia de lo que es visible y se conoce como de lo que no lo es. [Y. M.]

Obras