00%
 

Abraham Cruzvillegas

Nacido en 1968 en Ciudad de México (México), donde vive y trabaja.
Volver

El ensamblaje de obras con materiales encontrados e improvisados responde a un método de trabajo que se ha convertido en el discurso central y la metodología de la obra de Abraham Cruzvillegas. Bajo la definición de Autoconstrucción, los collages escultóricos del artista se presentan como estructuras en un estado de transformación constante que van surgiendo de acuerdo con la disponibilidad de los materiales y la necesidad creativa.

Basada en el contexto socioeconómico en el que creció el artista, en la zona del Ajusco de la Ciudad de México, dicha metodología de producción busca una lógica dentro del caos que puede representar la construcción de obras o edificios con técnicas improvisadas o materiales encontrados en la inmediatez y que crean una referencia directa con un método de producción tanto artística como arquitectónica que, si bien es común en América Latina, adopta variantes locales de acuerdo con un lugar específico.

En estas obras, el título se presenta como un juego de palabras referente a sucesos sociales, políticos o económicos que tuvieron lugar en el momento de creación de las piezas. Esta dinámica genera una narrativa paralela a la obra que no tiene una relación directa con esta, pero que la define en un contexto concreto. La referencia al autorretrato proviene tanto del origen familiar de Cruzvillegas como de la capacidad del espectador de poder reflejarse y proyectar su propia imagen u origen en la obra. La superposición de elementos asociados a la historia del arte moderno y contemporáneo con objetos característicos de la rutina colectiva mexicana —como la tradicional tabla de planchar en Self-portrait Giving a Generous Tip Forgetting about the Oil Crisis [Autorretrato dando una generosa propina sin tener en cuenta la crisis del petróleo], o las bolsas de la compra, una carretilla de reparto y una extensión hecha con un tronco de madera en Indigent and Indigenous Self-portrait Pretending to Be Discrete at the Mall of America [Autorretrato indigente e indígena tratando de ser discreto en el Mall of America]— nos muestran la complejidad y multiplicidad de influencias que surgen en el proceso creativo del artista, quien no solo lo aborda de una forma literal sino que también representa una metáfora que articula la identidad de un grupo social.

El proceso de Cruzvillegas al titular sus obras en muchas ocasiones tiene poco que ver con la estructura de estas, aunque los títulos se presentan como combinaciones gramaticales complejas y, la mayoría de las veces, están llenos de humor y sarcasmo. Sin embargo, evocan diferentes eventos o condiciones sociales en las que se desenvuelve la obra, en este caso hacia uno de los centros comerciales más grandes del mundo, el Mall of America, ubicado en Minneapolis, una ciudad con una numerosa población indigente.

Dentro del marco de producción creativa de Autoconstrucción, Cruzvillegas elabora un grupo de «autorretratos ciegos» formados por una serie de recortes de periódico, postales, recibos de compras, folletos, billetes de diversos viajes y otros papeles comunes que el artista va guardando de los desplazamientos o estancias que ha hecho en su vida, o de su rutina diaria. Después de haberlos pintado con varias capas del mismo color, en este caso dorado, se montan con alfileres, ocultando así el propósito y origen de cada uno.

La mezcla de la historia personal con la historia del arte es parte del constante interés del artista por apropiarse, modificar, adaptar o incluso destruir los cánones artísticos en pro de un beneficio individual. [A. R. R.]

Obras