Proyecto desarrollado en colaboración con la Asociación BRINZAL. El área de ejecución serán los parques de Madrid y tendrá un año de duración. Está basado en la polinización como clave para el mantenimiento de los ecosistemas terrestres y su objetivo es restaurar el hábitat y promover un cambio en la gestión de los espacios verdes para incentivar la aparición de fauna invertebrada beneficiosa que restablezca el equilibrio ecológico en estos ecosistemas.

Entre las acciones llevadas a cabo se crearán Islas de Biodiversidad para insectos, se estudiará el uso y la efectividad de estas islas y se elaborará una guía de buenas prácticas.