Proyecto desarrollado en colaboración con la Fundación Naturaleza y Hombre. Tiene una duración de dos años (2019 y 2020) y pretende conseguir la estabilización y el incremento de la población de cigüeña negra en una amplia zona del oeste ibérico, concretamente en espacios incluidos en la Red Natura 2000 ubicados en las provincias de Salamanca y Cáceres.

Los objetivos de esta iniciativa son: por un lado, lograr tanto un conocimiento de las poblaciones de esta ave en el área de trabajo, como del estado de los hábitats en los que está presente, determinando cuáles pueden ser las causas que inciden negativamente en su conservación; por otro lado, desarrollar un completo plan de conservación de esta especie, implantando distintas actuaciones de preservación de sus hábitats y zonas de alimentación en los espacios naturales antes citados.