En la zona noroeste del Rif, en las provincias de Tetuán y Chauen, en el límite septentrional del País Yebala, región histórica y cultural del norte de Marruecos, las tradiciones ancestrales de las cabilas bereberes conviven con el legado cultural árabe y andalusí.


Presentación de la ruta

Las montañas del Rif atraviesan el norte de Marruecos en un arco con forma de media luna, con una longitud de alrededor de 300 kilómetros, desde Ceuta y Tetuán hasta Melilla, y más allá hasta la frontera con Argelia. La palabra rif, que significa “margen” u “orilla”, describe con precisión la cadena montañosa que bordea la costa del país, junto al mar, y que establece la frontera natural que separa, física, geográfica y culturalmente, el Marruecos mediterráneo del Marruecos continental.

La Medina de Tetuán, antigua Titawin, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997, reconstruida por musulmanes andalusíes expulsados de España en el siglo XV, con su laberinto de callejuelas entre casas bajas de color blanco, es una de las medinas mejor conservadas de Marruecos.

Chauen, la “ciudad azul” de Marruecos, fue fundada en 1471 en el emplazamiento de una antigua aldea bereber. Considerada durante años como una ciudad santa, oculta y protegida entre las montañas del Rif, la población acogió en sus inicios a un gran número de exiliados musulmanes y judíos del antiguo al-Ándalus. Sus calles de trazado irregular y sus casas encaladas en azul conservan todavía una apariencia que recuerda a algunos pueblos de Andalucía.

Cerca de Chauen, el Parque Nacional de Talassemtane se extiende sobre una dorsal calcárea del Rif occidental. Con una superficie de 54.000 hectáreas, el parque contiene la única masa de bosque de abetos de Marruecos. Las más de 700 especies de plantas, 38 endémicas y 26 raras o muy raras, convierten a Talassemtane en uno de los sistemas forestales de mayor valor ecológico del Rif.

La abundancia de agua y la suavidad del clima han convertido los valles que rodean Chauen en territorios propicios para el desarrollo de una actividad agrícola basada principalmente en el cultivo del trigo, el olivo y los árboles frutales.

La ruta Norte del Rif nos invita a conocer la cultura, las tradiciones y la naturaleza de un territorio diverso, lleno de contrastes, localizado en el norte de Marruecos, en el extremo noroccidental de la cordillera del Rif.