La ruta del País Bassari nos aproxima a un paisaje étnico multicultural único que nos invita a conocer el entorno natural, la historia y costumbres ancestrales de las comunidades que habitan esta región de Senegal.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2012, la región senegalesa de Kedougou está localizada en el sudeste de Senegal en una zona de bosques, valles y montañas de gran riqueza cultural y medioambiental.

La ruta comienza en Tambacounda, atraviesa el Parque Nacional del Niokolo-Koba, declarado Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera por la Unesco, hasta llegar a la región de Kedougou, una de las zonas más recónditas de África occidental.



Presentación de la ruta

Declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 2012, la región senegalesa de Kedougou está localizada en el sudeste de Senegal en una zona de bosques, valles y montañas situada en las estribaciones del macizo de Fouta Djallon, el más importante sistema montañoso de África Occidental.

Las manifestaciones culturales de las comunidades Bassari, Fula o Bedik se han mantenido prácticamente intactas a lo largo del tiempo en zonas de difícil acceso en las que todavía se conservan las costumbres y tradiciones propias de las etnias que conviven en la región.

Esta zona montañosa ha ofrecido en diferentes períodos de la historia un entorno propicio para el establecimiento y defensa de comunidades que huían de las invasiones de pueblos vecinos. Los Bassari, primero, y los Bedik, después, se asentaron en estas zonas altas de la región de Kedougou obligados por la rápida expansión de los fula, pueblo nómada y pastor procedente del Fouta Djallon.

La ruta comienza en la capital económica del sudeste de Senegal, Tambacounda, atraviesa el Parque Nacional del Niokolo-Koba, declarado Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera por la Unesco, hasta llegar a la región de Kedougou, una de las zonas más recónditas de África Occidental, hogar de las comunidades Bassari, Fulani, Malenke y Bedik, entre otros pueblos y etnias de Senegal.

La ruta del País Bassari nos aproxima a un paisaje étnico multicultural único que nos invita a conocer la historia y costumbres ancestrales de las comunidades que habitan la región.