Con una extensión de 180.000 hectáreas, el delta de Sine-Saloum, formado por la desembocadura de los ríos Saloum y Sine, es el centro de una amplia zona de manglares, islas fluviales y canales de agua salada que se prolongan alrededor de 75 kilómetros a lo largo de la costa de Senegal, al sur de Dakar.


Presentación de la ruta

El Parque Nacional del Delta del Saloum, uno de los seis parques nacionales de Senegal, con una superficie de 76.000 hectáreas, ocupa una parte importante de la superficie del Delta. Declarado Reserva de la Biosfera en 1980 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2011, el Saloum se encuentra en una ruta de migración natural utilizada por 90 millones de aves al año. En 1984 fue declarado como sitio Ramsar al ser considerado como uno de los ecosistemas acuáticos y de humedales de mayor riqueza natural y biodiversidad de la costa de África Occidental. Con más de cien especies de aves, peces y crustáceos, y mamíferos terrestres y de mar, el Delta es zona de hibernación de numerosas aves acuáticas europeas y africanas.

Sine-Saloum contiene más de 200 montículos artificiales formados por la acumulación de conchas de moluscos, resultado de la práctica sostenible de la pesca y de la recogida de marisco de las comunidades que en el pasado poblaban la región. En 28 de estos montículos se han hallado túmulos funerarios, testimonio de la historia y de la cultura de los primeros asentamientos humanos localizados en esta zona del África Occidental.

La recolección y la venta de marisco supone una de las principales fuentes de ingresos para miles de mujeres y sus familias. Una actividad que es determinante para la protección del frágil ecosistema de manglares del delta.

La ruta del Delta de Sine-Saloum nos invita a disfrutar de uno de los ecosistemas de litoral marítimo y fluvial de mayor riqueza natural de Senegal y a conocer la cultura y forma de vida de las comunidades del delta, dedicadas tradicionalmente a la agricultura y a la pesca, y que, a través del turismo sostenible, luchan por adaptarse a un entorno económico, social y medioambiental gravemente amenazado por el impacto del cambio climático.